Páginas

lunes, 21 de abril de 2014

La iglesia evangélica de Noruega no se queda cadallada

Durante su sínodo nacional de esta Iglesia luterana, 64 de los representantes se pronunciaron en la asamblea en contra de las uniones religiosas para las parejas del mismo sexo, mientras que 51 se mostraron a favor. 

En octubre, una clara mayoría de obispos (8 de 12) se expresó a favor de esta propuesta. Debía sin embargo lograr el aval del sínodo, el mayor órgano de decisión de la Iglesia, para entrar en vigor.


Los delegados debían examinar de nuevo el martes unas propuestas alternativas para autorizar a los pastores a pronunciar una simple liturgia al margen de una boda civil y otra a favor del statu quo, que reserva la unión religiosa únicamente para las parejas heterosexuales.

Noruega es uno de los primeros países europeos en actuar en nombre de la discriminación a los homosexuales autorizando el matrimonio civil y la adopción para parejas homosexuales, que están autorizados desde 2009. La Iglesia noruega permite también la ordenación de personas que mantienen relaciones homosexuales.

En la Suecia vecina, la Iglesia luterana de ese país sí celebra matrimonios entre personas del mismo sexo desde 2009.